¿Qué hay que tener en cuenta para comprar o alquilar una nave industrial? Parte 1.

Si usted está pensando en alquilar o comprar una nave industrial está en el lugar indicado, a continuación vamos a explicarle que es lo que debe tener en cuenta para no llevarse sorpresas en cuanto a las legalizaciones de la misma.

Dependiendo del negocio que se quiera montar necesitará uno o más proyectos que se explican en el apartado de servicios de nuestra página web.

Primero debemos identificar el tipo de nave en cuestión, los tipos más usuales son:

  • Tipo A
  • Tipo B
  • Tipo C

También existen otros tipos menos usuales que no vamos a explicar en este artículo (tipo D y E)

Tipo A: Las Naves Industriales de Tipo A son las que comparten su estructura con la, o las naves colindantes (las naves que tienen pegadas tanto a los lados como en el fondo), con que compartan su estructura solamente con una Nave Industrial ya se considera de Tipo A.

Tipo B: Las Naves Industriales de Tipo B son las que no comparten su estructura con otras Naves Industriales y que tienen una separación de menos de 3 metros, es decir, son Naves Industriales con estructura independiente pero que tienen una nave a menos de 3 m de su cerramiento exterior (pared exterior).

Tipo C: Las Naves Industriales de Tipo C son como las de Tipo B con la única diferencia que están a más de 3 m de separación de todas las Naves Industriales de su alrededor.

 

También debemos saber el nivel de riesgo intrínseco de nuestro negocio (bajo, medio o alto). Este nivel varía en función de la carga térmica por metro cuadrado de superficie de nuestra actividad.

Esta carga térmica se calcula en función de la cantidad y tipo de material que se encuentra en la nave industrial, ya que por ejemplo tienen mayor carga térmica 20 kG de plástico que 20 kG de papel o cartón. También existen unos coeficientes de peligrosidad y activación que no vamos a explicar y que aumentan esta carga térmica dependiendo de la temperatura de ignición de los materiales almacenados y de la actividad de la nave industrial.

Una vez ya sabemos el tipo de nave industrial (A, B o C) y el nivel de riesgo intrínseco (bajo, medio o alto) pasamos a ver qué medidas correctoras se deben adoptar en nuestra nave industrial en particular.

En el próximo artículo vamos a indicar las medidas de protección pasivas contra incendios.

Los comentarios están cerrados.

10% DESCUENTO ADICIONAL

Contacta con nosotros e indícanos el código WEB10 para beneficiarte de un 10% de descuento extra en tu presupuesto.